Metodología Agiles

 

EL MANIFIESTO AGÍL

Cuatro valores por las que se deberían guiar las metodologías ágiles:

1.     Los individuos y su interacción, por encima de los procesos y las herramientas.

2.     El software que funciona, por encima de la documentación exhaustiva.

3.     La colaboración con el cliente, por encima de la negociación contractual.

4.     La respuesta al cambio, por encima del seguimiento de un plan.


Los individuos y su interacción por encima de los procesos y las herramientas.

j0430667

Este es posiblemente el principio más relevante del manifiesto. Por supuesto que los procesos ayudan al trabajo. Son una guía de operación. Las herramientas mejoran la eficiencia, pero sin personas con conocimiento técnico y actitud adecuada, no producen resultados. Los modelos de procesos (ISO 9000, CMMI) se fundamentan en el principio de calidad de Jurán, que en palabras del creador de CMMI (Watts Humphrey) afirma: "La calidad del resultado obtenido depende en su mayor parte de la calidad de los procesos empleados" (Beth Chrissis, Konrad, & Shrum, 2003). El Manifiesto Ágil afirma que en el desarrollo de software, la aportación de las personas es más relevante que la de los procesos o la tecnología empleados.

El software que funciona, por encima de la documentación exhaustiva.

j0432728

Ver de forma anticipada cómo se comportan las funcionalidades previstas, sobre prototipos o sobre partes ya elaboradas del sistema final ofrece un feedback muy estimulante y enriquecedor, que genera ideas y posibilidades imposibles de concebir en el primer momento, y difícilmente se podrían incluir al redactar un documento de requisitos detallados antes de comenzar el proyecto. El manifiesto no afirma que no hagan falta. Los documentos son soporte de documentación, permiten la transferencia del conocimiento, registran información histórica. En muchas cuestiones legales o normativas son obligatorios, pero se resalta que son menos importantes que los productos que funcionan. Menos trascendentales para aportar valor al producto. Los documentos no pueden sustituir, ni pueden ofrecer la riqueza y generación de valor que se logra con la comunicación directa entre las personas y a través de la interacción con los prototipos. Por eso, siempre que sea posible debe preferirse, y reducir al mínimo indispensable el uso de documentación, que genera trabajo que no aporta un valor directo al producto. Si la organización y los equipos se comunican a través de documentos, además de perder la riqueza que da la interacción con el producto, se acaba derivando a emplear a los documentos como barricadas entre departamentos, o entre personas.

La colaboración con el cliente, por encima de la negociación contractual.

j0323760 

Las prácticas ágiles están especialmente indicadas para productos difíciles de definir con detalle al principio, o que si se definieran de forma cerrada tendrían al final menos valor que al ir enriqueciendo la funcionalidad con la retro-información continua del desarrollo. También son apropiadas las prácticas ágiles para los casos en los que se prevé inestabilidad en los requisitos por la velocidad del entorno de negocio. Para el desarrollo ágil el objetivo no es dar garantías de previsibilidad sobre un plan previo, sino dar el mayor valor posible en cada iteración, y de forma continua. Un contrato no aporta valor al producto. Es una formalidad que establece líneas divisorias entre responsabilidades, refleja cómo se han cerrado los requisitos, fechas y costes previstos, como referentes para posibles disputas contractuales entre cliente y proveedor. En el desarrollo ágil el cliente es un miembro más del equipo, que se integra y colabora en el grupo de trabajo.

La respuesta al cambio, por encima del seguimiento de un plan.

gant2 

Para un modelo de desarrollo que surge de entornos inestables, que tiene como factor inherente el cambio y la evolución rápida y continua, resulta mucho más valiosa la capacidad de respuesta, que la de seguimiento y aseguramiento de planes cerrados. Los principales valores de la gestión ágil son la anticipación y la adaptación; diferentes a los de la gestión de proyectos ortodoxa: planificación y control para evitar desviaciones sobre el plan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s